lunes, 28 de julio de 2014

Cosas Difíciles Lejos de Casa

"No llores mamá, porque si no, yo también voy a llorar. ______ Si claro que también te extraño. Aquí las cosas no son fáciles, ya te contaré". _______ Estoy juntando todo lo que puedo, te voy a mandar una propinita, no es mucho pero al menos te servirá; _______ Cuéntame tú, como estas? Como está Fernandito? _______ oh mi bebe, dile que lo extraño, que le mando muchos besitos, le compré unas zapatillas que ya se las mando mamita! …….. Le decía a su madre por teléfono, con la voz entrecortada mientras dejaba correr unas lágrimas por sus mejillas y a la vez apretaba los labios y respiraba profundamente para no dar a notar su estado. Era una muchacha que imagino tendría unos 25 años a la que sin querer pude ver y oír cuando entré a una cabina telefónica para llamar a casa. Debo decir que vi más de una escena parecida en el transcurso de mi estadía en aquel lugar.
Y es que estar lejos de la familia, ir a vivir a otro país dejando todo, ya sea por nuevas oportunidades, necesidad económica, superación o por simplemente cambian de lugar debe de ser muy duro y difícil para la mayoría. Significa un comenzar desde CERO.
Conversaciones como estas, son muy fáciles de oír dentro y fuera del país. Gente que llora hablando por teléfono en una cabina o en alguna esquina porque extraña, porque se dio cuenta que las cosas no son fáciles o son muy distintas a lo imaginado.
Si te pones del otro lado y te detienes a pensar que estas lejos de tu entorno habitual, de donde creciste, de tus amigos, de las calles en las que con solo caminar un poquito podías ir a visitar algún familiar, a tu amigo(a) del colegio o a la vecina de la vuelta. Si piensas que cuando enfermes no hay nadie más que tú para asistirte o que cuando quieres conversar con alguien, contar lo que te pasó en el día o simplemente recibir un abrazo sincero y no puedes porque, Carajo, estas solo, Como No Extrañar? Como no dejar escapar unas lagrimas sin importar que los demás te vean?
Recordar que siempre las cosas nuevas no son fáciles, que al principio cuesta adaptarte a cambios inesperados y bruscos es un tanto aliviador. No siempre será así. Llegará el momento en el que te adaptaras, o podrás mejorar las circunstancias. Poco a poco la lluvia cesa, poco a poco el sol retoma su lugar y todo es más fácil.
Admiro a las personas que tienen el coraje de volar lejos, dejando lo más querido, cambiando la certeza por incertidumbre con la única finalidad de poder ayudar a sus seres queridos, a aquellos que apuestan tal vez por un amor y también salen lejos dejándolo todo. A esa gente valiente, mis respetos.
Mamá me contó que cuando llegó a vivir a este país, también para ella todo fue muy difícil. Puertas que pensó abiertas se cerraron por no decir que se le estrellaron en la cara, gente que le dio la espalda cuando más lo necesito, la soledad también fue su compañera por un tiempo. Pero siempre pensaba que no estaba sola, que tenía a Dios a su lado apoyándola, y además pensaba que Sí Pues, había que pagar derecho de piso no? Que todo era nuevo y de hecho tenía que chocar al principio, pero sabía que no sería así siempre. Hasta que un día vio salir el sol!!!
Así es, ella también es una de aquellas valientes a las que admiro.
Si bien es cierto, nadie sabe lo de nadie, hay mucha gente que lleva la procesión por dentro, pero recuerda si estas lejos, pronto las cosas cambiaran para bien, recuerda que Dios aprieta pero no ahorca, que luego de la tormenta llega la calma y sobre todo recuerda que hay gente que te quiere, gente que te desea lo mejor del mundo y gente que te estará esperando con los brazos abiertos y con el corazón lleno de amor, no importa cuánto tardes en volver.

domingo, 27 de julio de 2014

Me acompañas?

Solo quiero que sepas que estoy dispuesto a apostar todo por ti, lo que tengo y lo que pueda tener porque siento que eres la persona que estaba esperando. Solo dame la señal.
Debes de saber que atrás quedó el pasado, que atrás quedaron los caprichos, miedos e ilusiones que alguna vez arrastré. Que ya entendí que vivir de lo que nunca fue, o de lo que fue mal, no es productivo ni saludable, que por el contrario, hace daño y quiero que sepas que las cicatrices del pasado, con tu llegada se borraron todas.
Hoy te veo presente en mi camino y me gustaría verte también en mi futuro, pero solo no puedo hacerlo. Una relación es de dos. Dicen que una película es más interesante si tienes con quien comentarla y hasta que un camino se hace más corto y ameno si es recorrido entre dos.
Me acompañas a recorrer el camino juntos? Vemos la película juntos? Te gustaría compartir tu vida con la mía?
Me gustaría verte despertar siempre entre mis brazos, me encantaría poder ganarle al mundo dándote el beso de buenos días.
Suena cursi? Es lo que menos interesa. No me importa como suene.
Suena dulce? Pues bienvenidas todas las hormigas a este grandioso pastel.
Suena apresurado? No tengo la vida comprada y además, para que esperar?
Suenan mariposas? Si, son las de mi estómago jajajaja pero no se lo cuentes a nadie.
Se me ocurrió escribir algo dulce, algo cursi, pero sobre todo algo sincero, muy mío y muy tuyo a la vez.